Blog completo

Blog completo2020-02-03T19:13:29-03:00
Temas a discutir para mejorar la preparación del futbolista

Temas a discutir para mejorar la preparación del futbolista

El profesor Carlos Borzi, quien trabajó como Preparador Físico del Club Atlético Boca Juniors desde 2004 hasta 2016, propone una serie de preguntas para mejorar la carrera de los futbolistas juveniles y profesionales.

Los siguientes temas serán desarrollados en profundidad en el Programa de Especialización en Preparación Física de Fútbol


Hay varios temas que observo con interés y los propongo como preguntas para mejorar la preparación del futbolista de todo nivel

1) ¿Por qué muchos jugadores no entrenan más para mejorar sus deficiencias?

Por haberlos observado de cerca durante tantos años es sencillo notar si un jugador necesita perfeccionar algunas destrezas técnicas o físicas para mejorar su rendimiento, o detalles del modo de vida como nutrición, horas de descanso, relajación, medidas de recuperación en el club y en el hogar, etc.

La práctica para mejorar detalles de la técnica del futbolista bien puede llevarse a cabo antes o después de la sesión. El completamiento del rendimiento físico también puede realizarse antes o después de la práctica del plantel, y no solo la fuerza en el gimnasio.

Para mi es mejor realizar estas tareas en otro turno y afuera del club, para no hacer muy fatigosa la sesión. Esto se puede observar en videos en los que entrenan jugadores conocidos mundialmente.

Se ve también que jugadores que se integran a equipos de una categoría superior elevan su nivel integral dado que crece la exigencia competitiva y de preparación.

A través de las observaciones, para seguir aumentando el rendimiento, la mayoría de los jugadores juveniles y profesionales deberían agregar tareas para el crecimiento individual con el objetivo de acelerar su evolución y mejorar las deficiencias en cada aspecto que condicionan su nivel competitivo actual y futuro.


2) ¿Por qué no desciende la cantidad de lesiones al año?

Aparecen nuevas propuestas de entrenamiento integrado, nuevos aportes tecnológicos y científicos, mejora el presupuesto en divisiones juveniles, sin embargo, los mismos no pueden solucionar el aumento de lesiones y la incapacidad de recuperarse completamente cuando se compite más de una vez por semana.

En las últimas décadas es notorio el aumento de partidos al año en los principales equipos de cada liga. Un tema preocupante para jugadores, entrenadores e instituciones es cuando un jugador se lesiona y debe estar varias semanas sin competir.

Sucesos puntuales de la realidad competitiva:

- Aumenta el número de lesiones, sobre todo en aquellos jugadores que juegan más de un partido por semana o que siempre forman parte del once titular.

- El cuerpo del futbolista no se recupera completamente cuando hay menos de 4 días entre partidos durante más de dos semanas consecutivas.

Para evitar estos problemas se debería:

  • Mejorar la preparación física general y especial. Es evidente que los ejercicios llamados “preventivos” no evitan las lesiones. Tal vez solo transfieran efectos específicos y están alejados de lo deseado.
  • Utilizar todas las medidas de recuperación posibles.
  • Alternar los jugadores en el equipo para que no sean siempre los mismos que compiten con pocos días de recuperación. De esta manera todos mantendrían la forma deportiva y correrían menos riesgos de lesionarse.


3) ¿Por qué desciende el rendimiento futbolístico en el segundo tiempo?

Cambian modelos de entrenamiento, se incorporan más ejercicios tácticos con controles de carga física, se personalizan entrenamientos de fuerza general, se intensifican y acortan los entrenamientos en el campo, pero… el rendimiento futbolístico desciende en los segundos tiempos hasta en equipos de vanguardia, y en varios casos desde que promedia el primer tiempo.

No hay un causante determinado de tal descenso de rendimiento. Puede ser fatiga del sistema nervioso, o del sistema energético, insuficiencia de fuerza, resistencia, velocidad, o de agotamiento psicológico y cognitivo.

Resulta evidente que en muchos equipos la preparación para soportar una alta dinámica durante noventa minutos y la resistencia a las lesiones no han mejorado. Eso sí, el juego sigue ganando valor estético porque ha mejorado el control de la pelota. En Argentina se dificulta porque la disputa es constante y al filo de la falta. La posibilidad de resolver la situación se ha acortado, se necesita intervenir con mayor potencia y correr más rápido y más metros a velocidades elevadas.

Sería conveniente alcanzar una meseta superior en volumen e intensidad en la preparación física general y especial de etapas formativas.De esta manera podrían lograrse jugadores profesionales de mejor rendimiento físico para las exigencias actuales y futuras.


4) ¿Por qué no aumenta el número de sustituciones por partido?

Repasando la campaña de jugadores después de varios años de profesionalismo es fácil detectar que muchos de ellos han sumado muy pocos minutos en cancha. No le conviene a los jugadores porque pierden forma deportiva y nivel, ni a las instituciones porque invierten en profesionales que no participan en los partidos.

Tel vez permitir más de tres cambios por partido haría posible que muchos más jugadores del plantel participen en mayor número de partidos con todos los beneficios que ello provoca, como son:

  • la menor acumulación de fatiga en cada uno, la satisfacción por parte de los jugadores por competir
  • la justificación por el capital invertido en varios jugador con varios años de contrato que compiten muy poco
  • el mantenimiento de una forma deportiva adecuada en todo el plantel
  • la superior expectativa para jugar por parte de todos los jugadores
  • la inclusión de más jugadores juveniles, etc.


5) ¿Pueden revertirse las deficiencias de los jugadores de un plantel si todos realizan las mismas tareas físicas y técnico tácticas?

Es evidente que todos los futbolistas son diferentes y que cada uno debe llevar a cabo en el equipo tareas específicas. Pero de la manera que se plantean las prácticas en organización y duración es difícil que se produzca un gran perfeccionamiento individual.

No podemos hablar de alto nivel si un deportista entrena a lo sumo dos horas por día manteniendo puntos flojos y no perfeccionando virtudes. Sin duda la solución sería individualizar tareas en los aspectos físico y/o técnico y táctico.

Si se deciden cambios al respecto habría que determinar quiénes son los que deben incluir horas extras, que tareas hacer, en que momento y lugar, y quien se hace cargo de la conducción.

Si bien algunos futbolistas agregan tareas físicas y técnicas en otros horarios y con preparadores personales, esta tarea podría organizarse mejor a partir de la directiva del preparador físico o director técnico para asegurar la elevación del rendimiento competitivo.


6) ¿Cuánto entrenan artistas y deportistas olímpicos de alto nivel?

Es sabido que muchos ambiciosos bailarines, músicos y deportistas entrenan muchas horas semanales desde la infancia en afán de superarse continuamente y lograr altos niveles en la adultez. Algunos progresan con mayor velocidad que la mayoría. Esto indica que la mayoría necesita más horas de preparación para intentar el alto nivel.

Los mejores futbolistas del mundo se destacan física, técnica y mentalmente. Pero la mayoría no demuestra esas características futbolísticas. Lógicamente si pretende igualarlos o acercarse a esos niveles para competir con posibilidades, la preparación no puede ser la misma.

La pregunta es por qué en el fútbol hay quienes proponen la intensificación del entrenamiento solo mediante ejercicios técnico tácticos a veces de escasa transferencia, junto a la reducción del tiempo de trabajo diario que ya era bajo, como un ventajoso camino hacia el alto nivel sin analizar el nivel en que se encuentran con respecto a los mejores.

Supongo que el rigor y suma de minutos tal vez se oponga al interés de determinados jugadores que no desean realizar elevados y duraderos esfuerzos, algunos de ellos sin balón.

Seguramente futuras generaciones de entrenadores y futbolistas querrán prepararse mejor extendiendo el tiempo de preparación semanal. A partir de esto incluyo dos puntos a analizar sobre el entrenamiento juvenil.


7) ¿Tienen relación las horas que entrenan futbolistas juveniles y profesionales con el alto rendimiento deportivo?

Alto rendimiento deportivo significa la demostración en competencia de elevados niveles en cada aspecto que lo componen. El más talentoso también debe entrenar lo necesario para explotar su potencial. Exige mucho trabajo de concientización y práctica durante varios años.

Sea por el motivo que fuere, el futbolista no es el deportista que más entrena. Por lo general dos horas por día durante la etapa juvenil y profesional. Y ahora se ve a muchos entrenar menos de dos horas por sesión.

No es una ley que un futbolista deba entrenar solo un par de horas por día. Tampoco pueden esperarse grandes mejorías por arte de magia si se proponen siempre las mismas tareas y en el mismo tiempo.

Einstein dijo: “No esperes resultados diferentes si haces siempre lo mismo”.

Tampoco es muestra de avanzados conocimientos si se emplean las mismas rutinas que hacen los exitosos para ganar y así evitar la crítica de colegas o esperar de esa manera lograr el rendimiento de los mejores. Hay una diferencia al respecto, no es lo mismo contar con jugadores muy buenos en todos los aspectos que tener solo buenos jugadores.

Tampoco alcanza entrenar con escasa exigencia técnico táctica y física si el deseo es triunfar en todos los partidos. Algunos lo hacen para evitar conflictos con los jugadores, o creyendo que no es necesaria mayor exigencia, o suponiendo que de esa manera evitan lesiones.

Para superar grandes obstáculos hay que correr riesgos y tener coraje.


8) ¿Brindan todo lo posible instituciones y entrenadores en la formación de futbolistas?

Cuando el entrenador analiza los detalles del rendimiento de cada deportista juvenil, descubre las deficiencias que le traerá dificultades para competir de igual a igual con los profesionales de buen nivel.

El deportista necesita de infraestructura y elementos suficientes para entrenar. Además, cada club debe colaborar con la nutrición adecuada de los futbolistas para que puedan fortalecerse y recuperarse rápido.

Por su parte los entrenadores deben estudiar constantemente para alimentar a su creatividad en el trabajo diario. A la par debemos concientizar a los jóvenes del valor de ser ambicioso para aumentar el rendimiento, y que eso se logra por lo menos cumpliendo con todas las exigencias en entrenamientos y partidos.

Cada aspecto debe ser tenido en cuenta, y así planear las horas que requiere su desarrollo con dirección específica.Muchos no tienen esto en cuenta, despilfarrando horas e ilusiones.

La errónea justificación habitual es “reconocidos futbolistas nacionales tienen tan buen rendimiento y solo entrenan dos horas por día”.

No se piensa que la solución para desarrollar a los talentosos y a los no tan beneficiados por la naturaleza estaría en invertir muchas más horas de buena preparación.

Es habitual que en etapas formativas de este deporte se entrene solo un rato por día porque los entrenadores necesitan cumplir con otro trabajo para vivir dignamente, o no se sabe que hacer para mejorar a cada uno, o no se concientiza al joven deportista para que entrene con responsabilidad y complemente su preparación en otro horario.

Está claro que los que tienen un menor avance de rendimiento necesitan muchas más horas de preparación, como en cualquier oficio, carrera o profesión de la vida. O sea que millones de futbolistas podrían tener mejores rendimientos en la adultez si son sometidos a más tiempo de entrenamiento de calidad durante muchos años.


9) ¿Es sencilla la construcción de un futbolista juvenil?

Un futbolista profesional no se hace solo. En su etapa amateur es valorado por:

  • determinación en el accionar dentro del juego,
  • acertado criterio para resolver situaciones del juego,
  • velocidad de aprendizaje de las técnicas necesarias para manejar la pelota,
  • expresión de velocidad, potencia y resistencia,
  • estructura corporal,
  • y predisposición para hacer cada día todo lo posible por mejorar.

Todas estas valencias deben alcanzar por lo menos un buen nivel alrededor de los 20 años, antes de ingresar al profesionalismo. A lo largo de la etapa amateur, con el entrenamiento grupal algunos evolucionan lo necesario y a otros no les alcanza para un buen rendimiento. Nuestro objetivo es que todos puedan vivir de la profesión de futbolista en el mejor nivel que puedan alcanzar.

He comprobado que no solo pueden jugar en el mejor nivel aquellos que en los primeros años de la etapa amateur han demostrado buenas condiciones, porque muchos de estos no evolucionan lo necesario, a veces por escaso potencial y muchas veces por no esforzarse, lo que indica una limitación intelectual y volitiva.

Pero siempre sorprenden algunos juveniles que a lo largo de la etapa amateur sostienen una alta predisposición diaria en los entrenamientos que les permite mejorar sus condiciones intelectuales, volitivas, físicas y técnico-tácticas, favoreciendo sus posibilidades de ser elegidos por el entrenador del plantel profesional.

Uno llama a esto el último escalón para llegar al profesionalismo, que en estos casos depende de la firmeza mental del jugador para crecer. Muy importante en estos jugadores fue su nivel de concientización para actuar como un verdadero profesional dispuesto a entregar lo mejor de sí durante años.


10) Concientización y voluntad

La educación laboral y volitiva para cumplir muy bien las tareas diarias, junto a la educación moral que lo haga un actor respetuoso de sus obligaciones diarias, son aspectos primordiales en la formación de cualquier persona.

Tal vez en el fútbol es necesario ocupar más horas semanales con clases teóricas al respecto. Estos son puntos básicos para que cada futbolista aproveche sus condiciones innatas para alcanzar el máximo nivel que otorgan sus posibilidades. A pesar que es un déficit extendido en el fútbol de todas las edades no es un tema que se debata como se merece.

El escaso compromiso de los talentosos genera: desgaste o complicidad por parte de entrenadores, incompleto desarrollo, pérdida de tiempo, pérdida de prestigio y dinero.

Con otros profesores en un club que apoyaba esta idea dictábamos algunas clases semanales sobre de la Pedagogía del deporte, Medicina, Teoría del entrenamiento y Reglamento. Con el tiempo nos damos cuenta del valor de las mismas, tanto por haber favorecido el rápido crecimiento profesional de esos jóvenes como por su capacidad de emprender diferentes trabajos una vez concluida su vida de jugador activo.

Suelen integrar planteles de fútbol algunos jóvenes que disfrutan del partido, pero no de entrenar diariamente. Si bien es su elección, uno debe comentarle que debe prepararse para trabajar durante muchos años en algo que le guste.

De todas maneras, para jugar con los mejores jugadores profesionales, los novatos deben demostrar altos niveles: físico, técnico-táctico, personalidad para jugar, y responsabilidad en su vida profesional tanto en el club como afuera de él. Alguna caída al respecto no le permitirá sostenerse en el buen nivel.

Deberíamos evitar que algunos jugadores aflojen a partir de los 18 años. He experimentado agradables sorpresas por el incremento del rendimiento futbolistico de jovenes de más de 18 años que sumaron 2 entrenamientos semanales de fuerza y potencia por las tardes durante dos años. Como resultado elevaron el compromiso con la profesión, su autoestima, la potencia muscular, la capacidad de aceleración y la resistencia aeróbica y anaeróbica.

Este tipo de entrenamiento tiene efectos positivos en la técnica y la personalidad de los futbolistas. Además, permiten la concientización para elevar el compromiso con su carrera y el intercambio de opiniones con entrenadores y compañeros. Para que esto suceda son muy determinantes los mensajes claros y ambiciosos de los entrenadores en un ambiente favorable. No todos están dispuestos en sumar horas de entrenamiento en otro turno.


Si llegaste hasta acá y te interesa aprender sobre Entrenamiento y Preparación Física de la mano del Profe Carlos Borzi, te invitamos a ver más información del Programa de Especialización en Preparación Física de Fútbol.

Próxima capacitación